martes, 9 de abril de 2013

Diseño de Jardines Pequeños

diseño-de-jardines-pequeños

En el diseño de jardines pequeños existen algunas características especiales que conviene destacar. En este artículo vamos a ver cuáles son y cómo pueden afectar al diseño final del jardín.


Aunque el concepto de jardines pequeños es algo subjetivo, podemos decir que un jardín de menos de 50 m2 entraría dentro de este grupo; es a esta máxima superficie a la que me referiré en este artículo.

Sobre el espacio en jardines pequeños

La primera y más importante peculiaridad del diseño de jardines pequeños, como es obvio, es el espacio, y de esta característica se derivan prácticamente el resto de consideraciones. Por eso, si ya es importante pensar bien el diseño del jardín en superficies mayores, en este caso mucho más, ya que debemos sacar el máximo provecho de esta pequeña superficie.

En este sentido, tienes que tener claro que un espacio sin plantas se puede utilizar pero un espacio con plantas sólo se puede contemplar. Quiero decir con esto que no intentes llenar todo el espacio del que dispones con plantas porque al final no vas a poder ni salir al jardín, salvo que busques un jardín únicamente para contemplarlo, que también podría ser.

Desde mi punto de vista y de forma general, en jardines pequeños el espacio central no es para las plantas ya que lo único que conseguirás ocupando el centro del jardín es hacer parezca mucho más pequeño al estar reduciendo el campo de visión.

Sobre la elección de las plantas y la escala en jardines pequeños

Otro aspecto muy importante, y relacionado directamente con el diseño de jardines pequeños, es la elección de las plantas. En un jardín de menos de 50 m2 no es conveniente plantar más de uno o dos árboles de tamaño medio. Creo que sería mejor opción incluso el utilizar arbustos de porte medio en lugar de árboles ya que puede resultar que el jardín quede completamente desequilibrado en un futuro si el ejemplar se desarrolla más de lo previsto.

Enlazando con lo que he dicho en el párrafo anterior podemos hablar de la escala del diseño. Tienes que considerar que el espacio reducido te obligará a utilizar una escala reducida en el momento de proyectar el jardín. Todos los elementos que lo integren deben tener las dimensiones adecuadas para un pequeño jardín. En este caso no habrá problemas con los elementos ornamentales del jardín ya que las dimensiones serán las mismas en un futuro pero ojo con las plantas, hay que saber muy bien que tamaño alcanzarán al llegar a su madurez.

Este es un ejemplo de un pequeño jardín desequilibrado en el que en un primer momento todo parecería perfecto pero con las plantas ya grandes todo el diseño se difumina y se rompe la proporcionalidad y la armonía del jardín.

diseño-de-jardines-pequeños
Jardín-pequeño-desequilibrado


Sobre el tamaño de las plantas

Utiliza para este tipo de jardines plantas grandes, ya formadas, aunque sean algo más caras, ya que así podrás diseñar el jardín mucho mejor al ver directamente el volumen que ocuparán. Esto es muy importante, he visto muchos diseños de jardines pequeños en el que se utilizan plantas muy pequeñas para cubrir un espacio y se plantan demasiado juntas para que se vea todo muy bonito en ese momento. Deja el espacio necesario entre planta y planta ni más ni menos.

Sobre la textura, la forma y el color

En el diseño de jardines pequeños hay que tener muy en cuenta que casi desde cualquier punto del jardín vas a poder distinguir la textura, la forma y color de las plantas, nada quedará difuminado. Es importante que consideres estos aspectos y selecciones plantas con alto potencial ornamental en este sentido. Esto también es aplicable a los materiales utilizados en la construcción del jardín.

Sobre la sensación de amplitud

La utilización de plantas y materiales de colores claros en algunos puntos del jardín harán que el espacio parezca mucho más grande y luminoso.

Para potenciar esta sensación de amplitud de estos jardines es importante que las plantas con mayor altura se coloquen en los planos secundarios. Colocaremos las de menor altura en un primer plano e iremos plantando especies con mayor porte en sucesivos planos.

La utilización de borduras, bordillos o elementos de delimitación de zonas como pueden ser pequeñas vallas metálicas o de madera acentuarán la sensación de pequeño jardín al estar acotando parte de la superficie.

Si tienes la necesidad de cubrir una parte del jardín con un seto para que no se vea desde algún punto exterior o para buscar algo más de intimidad es recomendable utilizar alguna planta trepadora frente a una especie más voluminosa para no reducir aún más el espacio interior del jardín.

Como resumen, aplicable incluso al Diseño de Jardines Pequeños en Áticos y Terrazas, podemos decir que lo importante es utilizar correctamente la escala del diseño haciendo una elección adecuada de las especies ornamentales y de los espacios libres, en especial el central, utilizar colores claros para potenciar la sensación de amplitud del jardín, respetar los marcos de plantación y realizar la plantación del jardín con plantas grandes y formadas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada