jueves, 16 de octubre de 2014

Se planta el primer Olmo inmune a la grafiosis en Aranjuez

Primer-olmo-inmune-a-la-grafiosis

Hoy se ha plantado en Aranjuez el primer olmo resistente a la devastadora enfermedad de la grafiosis que prácticamente afecta a casi la totalidad de la población autóctona de olmos de la Península Ibérica y que ha conseguido mermar e incluso casi extinguir en algunas zonas de Europa estos árboles.

recuperación-olmos-ibéricos-cuenca-TajoSe ha dedicado mucho tiempo y dinero a conseguir árboles inmunes a esta enfermedad, y hoy, después de treinta años de investigación y selección de ejemplares se planta este clon de Ulmus minor Mill. Con esta plantación comienza el programa de "Recuperación de los olmos ibéricos en la cuenca del río Tajo" incluido en un proyecto Life de la Unión Europea.

Es un pequeño árbol todavía, como se puede ver en las imágenes, pero algún día podría ser como este otro ejemplar de olmo de casi 250 años que también está en Aranjuez:  Olmo Singular.

Después de este olmo se plantarán muchos más hasta un total de 9.500 ejemplares todos ellos clones de los siete ejemplares resistentes a la grafiosis conseguidos durante el proceso de investigación y selección. 
Leer árticulo completo

miércoles, 15 de octubre de 2014

Árbol Singular - Ulmus minor - Aranjuez

Árbol-Singular-Aranjuez-Madrid

Un Árbol Singular entre su especie.

El Árbol que aquí te presento podría contar tu vida, la de tus padres y la de tus abuelos. Ha sobrevivido a guerras, temporales, enfermedades y todo tipo de adversidades. Es un superviviente de su generación y muy pocos de esta misma especie pueden decir lo mismo. Estoy hablando de un Olmo singular donde los haya, y así fue reconocido.

Si alguna vez has visitado Aranjuez en tren, y has recorrido el paseo que separa la estación de tren del Palacio Real, has pasado junto a este ejemplar de Ulmus minor. Si no te fijas bien, o no tienes mucha idea de botánica, lo confundirás con uno más de los grandes plátanos que se encuentran en la alineación izquierda de la Calle de Toledo. Pero si vas caminando por el paseo izquierdo, como ya he dicho, desde la estación a Palacio, y te fijas un poco en la base de los árboles, verás que hay uno que tiene una piedra en su base con una chapa y las letras AS (Árbol Singular).

Este ejemplar de Ulmus minor se estima que fue plantado en torno al año 1.770, por lo que hoy tiene casi 250 años. Podría ser el árbol más viejo de Aranjuez, incluso más viejo que el famoso Plátano Padre, pues fue plantado con anterioridad a los plátanos. Es el único olmo tan longevo que queda en Aranjuez, habiendo resistido la destructiva enfermedad de la grafiosis.


Hay 24 árboles más catalogados como singulares por la Comunidad de Madrid en Aranjuez, estos veinticuatro ejemplares de diferentes especies se encuentran distribuidos entre el Jardín del Príncipe y Jardín de la Isla, pero en estos jardines hay muchos más árboles que podrían perfectamente ocupar un lugar privilegiado en esta lista la lista de árboles singulares.

Si visitas Aranjuez, que sepas que existen joyas naturales como este imponente Olmo fuera de sus magníficos jardines.

Leer árticulo completo

domingo, 12 de octubre de 2014

Cómo Instalar un Riego para el Jardín

cómo-instalar-un-riego

Para poder instalar tú mismo el riego del jardín, es necesario que cuentes con unos conocimientos básicos sobre cómo funciona una instalación de riego. 


Vamos a ver algunos consejos para instalar el riego del jardín. Si la superficies ajardinada es muy grande te aconsejo que encargues la instalación a un profesional del riego de jardines ya que tendrás algunos problemas.

Quiero matizar que no pretendo hacer un manual técnico de cálculo y dimensionado de riegos, simplemente pretendo que cuando termines de leer este artículo tengas un poco más claro cómo realizar la instalación de riego de tu jardín.

Lo primero que tienes que saber es que para regar el jardín, lo normal, es utilizar los siguientes aparatos de riego. Cada uno de ellos tiene diferentes características y están recomendados para distintas situaciones:

Aspersores: recomendados para regar grandes superficies, su radio medio de alcance es de 10 m., tienen mayor alcance que los difusores y cuentan con una turbina rotatoria que se puede regular de 0º a 360º. Necesitan más presión para su funcionamiento que los difusores, su aporte de agua también es mayor. 

Resumen de datos técnicos de aspersor tipo:

  • Caudal de consumo para 360º: 1,40 m3/h
  • Presión de funcionamiento: 2,5 atm.
  • Radio de alcance: 10 m.
  • Separación entre aspersores: 10 m.
  • Separación entre líneas: 15 m.
  • Tiempos medios de riego: 20-30 min/día

Difusores: recomendados para regar superficies más pequeñas y estrechas, su radio medio de alcance es de 4 m., normalmente no se instalan difusores rotatorio, la graduación del ángulo de riego se consigue mediante la utilización de diferentes boquillas (90º, 180º, 360º).

Resumen de datos técnicos de difusor tipo:

  • Caudal de consumo para 360º: 0,84 m3/h
  • Presión de funcionamiento: 2 atm.
  • Radio de alcance: 4 m.
  • Separación entre aspersores: 4 m.
  • Separación entre líneas: 6 m.
  • Tiempos medios de riego: 7-15 min/día

Tubería de gotero: existen goteros integrados, que van instalados dentro de la propia tubería, la distancia entre estos goteros puede ser diferente (33 cm, 50 cm,), también existe otro tipo de gotero pinchado en la tubería, por lo que podemos ir colocándolos a la distancia que queramos. Los hay con diferentes caudales (por ejemplo 2, 3, 4 litros/hora) e incluso algunos modelos permiten regular el caudal. Los goteros conocidos como autocompensantes son aquellos que aún aumentando la presión de la tubería su caudal es constante. Se riega con tubería de gotero todas las alineaciones de plantas, zonas arbustivas, rosales, setos, etc.

Resumen de datos técnicos de gotero:

  • Caudal de consumo medio: 2-6 l/h
  • Presión de funcionamiento: 1 atm.
  • Separación entre goteros: 0,3-0,80 m.
  • Separación entre líneas: 0,5-0,8 m.
  • Tiempos medios de riego: 30-60 min/día

Estos tres aparatos de riego son los más utilizados en el riego de jardines, aunque existe alguno más, y con ellos deberías poder montar la instalación del riego de tu jardín.

Para empezar tienes que saber cuántos aspersores y/o difusores necesitarás, también cuántos metros lineales de tubería de gotero; para poder saber esto tienes que hacerte una idea de cómo se regará el jardín. Lo mejor es que dibujes un croquis  y tomes medidas reales para saber los anchos y longitudes con las que cuentas.

Cada aspersor o difusor debe ser mojado por otro, y si es mojado por dos mejor, el solape debe de ser adecuado para que no existan zonas sin regar.

Si tienes que utilizar aspersores para una zona del jardín, difusores para otra y tubería de gotero para otra, tendrás que tener perfectamente independizados dichos sectores. No se puede instalar difusores en la misma línea de tubería que alimenta los aspersores, ya que su funcionamiento es diferente. Igualmente ocurre con la tubería de gotero. Para conseguir esta independencia de sectores tendrás que instalar una electroválvula o una llave de paso independiente para cada sector de riego.

No conectes más de 6 aspersores en una misma línea de tubería, ni más de 10 difusores, y no creo que tengas problemas con la presión ni el caudal utilizando una tubería de 32 mm de diámetro de polietileno. Esto es algo muy genérico, pero también muy normal si la presión y caudal están dentro de la media. Para tubería por goteo no despliegues más de 120 metros por línea, aunque esto también depende de la presión con la que cuentes y la tabla del fabricante.

Aquí tienes algunas imágenes del montaje de una instalación de riego para que te hagas una idea.


cómo-instalar-un-riego
Colocación de arqueta de riego para electroválvulas

cómo-instalar-un-riego
Arqueta de riego con dos sectores, electroválvulas y llave de corte

cómo-instalar-un-riego
Collarín instalado sobre tubería de polietileno

cómo-instalar-un-riego
Collarín con prolongación para conectar difusor de riego

cómo-instalar-un-riego
Difusor para riego
 
cómo-instalar-un-riego
Gotero pinchado

cómo-instalar-un-riego
Instalación de riego por goteo con goteros pinchados

Sobre los sistemas de riego automático en el jardín aquí te dejo otro artículo del blog que amplia esta información : El Riego Automático en el Jardín.

Espero que después de leer este artículo tengas algo más claro el cómo montar una instalación de riego. Si tienes alguna duda lo puedes comentar e intentaré aclararla.
Leer árticulo completo

martes, 9 de septiembre de 2014

Caída de ramas y árboles en Madrid- Posibles causas

Causas-de-la-caída-de-ramas-y-árboles-en-Madrid

Los árboles y ramas de Madrid se caen. Es la noticia del momento pero ¿Qué hay detrás de estos hechos? ¿Cuáles son las causas?.


En los últimos meses han caído varias ramas y árboles en Madrid. Dos de estas grandes ramas, desgraciadamente, han causado la muerte a sendas personas. He leído varios artículos  y comentarios al respecto, y algunos de ellos apunta a la disminución de la plantilla de jardinería del Ayuntamiento como causa de estos hechos.Yo creo que el tema va más allá.

Hay una comisión de expertos estudiando este tema pero antes de que se dictamine el informe me atrevo a exponer en este artículo porqué han caído tantos árboles y ramas en los parques, jardines y calles de Madrid, lo expertos creo que también lo tienen claro.

El problema ha estado ahí latente, con más o menos jardineros en la plantilla municipal, es un problema que tarde o temprano iba a producirse, y con el paso del tiempo, si no se toman las medidas necesarias para minimizarlo irá incrementándose. Es un problema de no haber hecho bien las cosas hace cuarenta o cincuenta años  y de no haber tomado las medidas preventivas adecuadas para disminuir el riesgo.

Madrid está lleno de árboles que no están sanos, están podridos por dentro, pero esto no es de ahora, es de hace ya muchos años, lo que ocurre es que ahora estos árboles han crecido y miden más de 15 metros de altura. Si a esto le sumamos que muchos de ellos no cuentan con una estructura sólida, con inclinaciones de ramas y troncos alarmantes, y que se encuentran en zonas con mucha afluencia de visitantes, tenemos el cóctel perfecto para que pase una desgracia.

El riesgo cero no existe, esto es obvio, no se puede garantizar que los dos millones de árboles que existen en Madrid de gestión municipal se encuentren en un estado óptimo que garantice que no se pueda caer ni una sola rama. Esto es imposible. Pero sí que hay que actuar, y mentalizarse de que los protocolos de mantenimiento del arbolado urbano establecidos deben ser revisados. Es el caso de la última rama de olmo caída, pues he leído, en uno de estos artículos, que la frecuencia media de poda de un olmo es de ocho años, y no estoy de acuerdo con esta afirmación. Esa frecuencia de poda puede que hubiese sido la adecuada hasta ahora, pero de los expertos es sabido el problema de grafiosis y pudriciones que presentan los Ulmus pumila (Olmo siberiano) de muchas ciudades, incluidos los de Madrid, y lo que antes estaba bien para árboles más o menos sanos, más jóvenes y con menos peso de copa, ahora no vale.

En este sentido la acción preventiva a realizar está clara, hay que aumentar las frecuencias de poda de las especies más problemáticas de la Madrid, pues son además las especies más abundantes; el plátano de sombra, la falsa acacia y el olmo siberiano. Hay que determinar las zonas de especial riesgo y vigilarlas más frecuentemente. Eso es lo mínimo que hay que llevar a cabo inmediatamente, ya que estas especies, por su edad, por la forma en la que se plantaron y podaron hace años, y por la estructura y enfermedades que presentan hoy en día, irán generando más problemas en un futuro. Y hay que renovarlas, por supuesto, pues nadie quiere un Madrid con menos de árboles.

Y para el futuro, aprender de los errores, y planificar mejor las cosas para que los árboles que se planten en nuestras ciudades no crezcan en un estado lamentable. Aquí dejo el enlace de otro artículo del blog, escrito a comienzos de este año, en el que hablo de este tema:  Arbolado Urbano- Problemas derivados de una mala Planificación
Leer árticulo completo

lunes, 4 de agosto de 2014

Cómo eliminar las malas hierbas del césped

cómo-eliminar-quitar-malas-hierbas-en-césped

Eliminar las malas hierbas del césped puede dar más de un quebradero de cabeza a las personas que quieren ver el césped de su jardín como una alfombra verde, uniforme y limpia.


¿Es posible eliminar todas esas malas hierbas sin dañar el césped?

Sí, es posible, sólo tienes que observar el césped de un campo de fútbol o de un campo golf bien cuidado, es verdad que en este tipo de instalaciones deportivas se suele invertir mucho dinero en labores de plantación y mantenimiento de sus céspedes.

Para mantener el césped sin hierbas, es importante que sepas lo que es el banco de semillas de un suelo, pues creo que es la clave para conseguir un césped sin malas hierbas o, técnicamente, sin hierbas adventicias.

El suelo, en la mayoría de los casos, cuenta con una reserva de semillas que ha ido acumulándose con el paso del tiempo. Estas semillas están ahí, aunque no las veas, han sido producidas por plantas que, en algún momento, crecieron en ese suelo o en sus cercanías; este banco de semillas está ahí, esperando a que las condiciones sean buenas para poder germinar. Pueden permanecer inactivas, en estado de latencia, durante largos periodos de tiempo, hasta que llegamos nosotros, plantamos el césped en nuestro jardín, y lo regamos. En ese momento, si las semillas de estas malas hierbas se encuentran a una profundidad adecuada, y la temperatura acompaña, germinan, y aquí comienza el problema.

¿Cómo puedo eliminar las malas hierbas del césped?

Tienes varias opciones:

Si cuentas con la posibilidad de rellenar con tierra vegetal, totalmente limpia de semillas, la zona que ocupará el césped en el jardín, no lo dudes, rellena y, sobre esa tierra, realiza la siembra o plantación del césped. Si encargas estos trabajos a una empresa especializada, debes tener la certeza de que utilizan, además, mantillo limpio, sin ningún tipo de semillas. Si haces esto, no tendrás que quitar malas hierbas del césped durante mucho tiempo; si aparecen algunas, siempre podrás controlar los pequeños focos con un herbicida selectivo.

Si la opción que te he planteado anteriormente es demasiado costosa, y utilizas el suelo que ya existe; aportando y mezclando un poco de tierra vegetal enriquecida, que es lo que normalmente se hace, te aconsejo que, antes de plantar el césped, mantengas la zona con riego durante tres o cuatro semanas. De este modo, conseguirás que las semillas de malas hierbas que hay en esos primeros 20 cm de suelo germinen y crezcan un poco. Después de este periodo, cortas el riego y eliminas todas ellas antes de que sean capaces de volver a producir semillas. Es importante que para eliminar las malas hierbas no utilices, por ejemplo, un motocultor o algo parecido, ya que, si lo haces así, removerás el banco de semillas del suelo; al hacerlo, semillas que estaban profundas, y no podían germinar, germinarán cuando vuelvas a regar. La idea es reducir el banco de semillas de esos primeros 20 cm de suelo; aportando agua, esperando que salgan esas  malas hierbas, y eliminándolas sin remover el suelo. Tras realizar estas operaciones ya puedes plantar el césped.

Te dejo aquí el enlace de otro artículo del blog con respecto a la mejor época para sembrar un césped,  

En relación a lo que te he planteado en la última opción, tienes una variante. Si no tienes prisa en sembrar el césped, es mejor mantener la zona en una especie de barbecho durante el tiempo que puedas; regándola regularmente en verano, y eliminando las hierbas que aparezcan antes de que produzcan semillas. En este caso,  si puedes remover el suelo cada vez que elimines hierbas, ya que cuentas con más tiempo, y de esta forma eliminarás más plantas.

La última opción, que podría ser la más eficaz contra las malas hierbas del césped, aunque para mí es la más agresiva y más contaminante, es sembrar o plantar césped olvidándote de las malas hierbas y, posteriormente, mantenerlo limpio a base de tratamientos con herbicidas selectivos para césped.

Como ves, hay posibilidades para eliminar las malas hierbas del césped, ahora te toca eligir la que más te conviene.
Leer árticulo completo

viernes, 11 de julio de 2014

Cómo abonar el jardín

Cómo-abonar-o-fertilizar-el-jardín

Abonar el jardín es una tarea imprescindible en jardinería y muy frecuentemente olvidada pensando que los nutrientes del suelo son ilimitados.  


Para que las plantas del jardín se desarrollen correctamente es necesario mantener el nivel de nutrientes del suelo, ya que estos son utilizados por las plantas para crecer y, con el paso de los años, se van agotando. En jardines con suelos muy pobres, con poca materia orgánica, lo ideal es, antes de realizar la plantación, aumentar estos niveles de nutrientes realizando lo que se conoce como enmienda orgánica, salvo que las plantas que hayas elegido para tu jardín estén completamente adaptadas a vivir en este tipo de suelos.

Hay diferentes formas de aumentar o mantener la fertilidad del suelo del jardín. Algunas son más respetuosas que otras con el medio ambiente y más o menos rápidas a la hora de obtener resultados.

Abonado orgánico del jardín

La utilización de abonos orgánicos, como son el compost, el humus de lombriz, la tierra vegetal, el mantillo, la turba o el extracto de algas, es sin duda la manera más natural de aumentar los niveles de nutrientes del suelo. Además, este tipo de abonos mejoran las características físicas y la actividad biológica de los suelos, acercándolos a lo que podría ser un hipotético suelo ideal para la mayor parte de las plantas de un jardín y creando una importante reserva de nutrientes.

Los abonos orgánicos van proporcionando los nutrientes al suelo poco a poco, por lo que sus efectos tardan más tiempo en hacerse visibles en las plantas.

Fertilización mineral del jardín

Los fertilizantes minerales o inorgánicos tienen su origen en un proceso de fabricación industrial en el que con la transformación de diferentes minerales, o mediante síntesis química, se producen aquellos nutrientes que la planta necesita para desarrollarse. Dichos nutrientes se producen en forma asimilable para las plantas, por lo que si las características del suelo del jardín son buenas y no se produce el bloqueo de estos elemento, las plantas los pueden asimilar de forma inmediata. Sus efectos sobre las plantas se ven rápidamente.

Con la fertilización mineral del jardín podemos ajustar mejor la dosis de nutrientes que aplicamos, pero también corremos el riesgo de pasarnos y producir grandes perjuicios a nuestras plantas y al medio ambiente, sobre todo con el nitrógeno, que es el elemento con mayor movilidad en el suelo. Hay que tener cuidado con la aplicación de este tipo de fertilizantes; es mucho mejor quedarnos cortos que pasarnos, siempre podremos volver a fertilizar.

Hay varias formas de aplicar los fertilizantes minerales a las plantas. Una de ellas es en el agua de riego. Para ello tomaremos una regadera o un recipiente calibrado, para poder conocer el agua que contiene, y aplicaremos la dosis de fertilizante que nos indique el fabricante. Con el fertilizante diluido en el agua regaremos las plantas del jardín. Conviene decir que no hay que mojar la parte aérea de la planta con este agua, se echa directamente en la base, sobre el suelo. Este método de fertilización es eficiente para jardines pequeños o con no demasiadas plantas, ya que si fuese muy grande o tuviese muchas plantas dedicaríamos mucho tiempo a esta tarea, aunque, claro está, dependerá del tiempo de cada uno.

Para jardines de mayor superficie o con muchas plantas, lo ideal, para mí, es aplicar los fertilizantes minerales de liberación lenta, que también podremos utilizar en jardines pequeños si queremos. Estos fertilizantes se compran en formato granulado. Se echa un puñado de gránulos en la base de las plantas y se entierran un poco. Al contactar con el agua de riego o de lluvia van liberando poco a poco los nutrientes para que las plantas los asimilen. De esta forma podemos fertilizar únicamente una o dos veces al año.

Existen sistemas de fertirrigación (aplicación de fertilizantes en el agua de riego) más sofisticados pero no es normal utilizarlos en jardinería.

Mucho más rápido de lo que he comentado hasta ahora es lo que se conoce como fertilización foliar. Consiste en pulverizar directamente los nutrientes a las hojas de las plantas con una solución fertilizante. Estos fertilizantes si pueden ser aplicados directamente sobre las hojas de las plantas. Normalmente, la fertilización foliar se utiliza para corregir alguna carencias puntuales de las plantas, pero hay que considerar, si esto se produce, que el problema aparecerá otra vez cuando pase el efecto del fertilizante.

Como ves hay diferentes formas de abonar o fertilizar el jardín. Desde mi punto de vista, lo mejor es ir mejorando el suelo con la aportación de materia orgánica y utilizar sólo en caso necesario la fertilización mineral.
Leer árticulo completo

viernes, 6 de junio de 2014

Control Biológico de Plagas en Jardinería

El control biológico de plagas se viene desarrollando hace ya varios años en el campo de la agricultura, su aplicación para el control de plagas en parques y jardines es algo que se está estudiando y evaluando actualmente.

control-biológico-de-plagas

La semana pasada asistí al inicio de uno de estos programas de lucha biológica llevado a acabo por la Delegación de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Agricultura del Ayuntamiento de Aranjuez. Es un ensayo piloto en este municipio que determinará la viabilidad de este tipo de actuaciones en un entorno urbano, concretamente este ensayo de control biológico de plagas se llevará a cabo en uno de los parques públicos.

Para quien no sepa lo que es el control biológico de plagas diré que básicamente consiste en realizar sueltas de insectos depredadores de otros insectos considerados plagas con el objetivo de que se alimenten de estos últimos y mantener en mínimos sus poblaciones, evitado de este modo que se desarrolle la plaga.

Este tipo de actuaciones se encuentra dentro de lo que se conoce como gestión integrada de plagas. Dejo aquí el link a un artículo de este blog en el puedes ampliar la información: Productos Fitosanitarios ¿prohibir o regular?.

Uno de los objetivos que persigue el control biológico en jardinería, es no aplicar ningún tipo de producto fitosanitario para conseguir controlar las plagas y conseguir así una jardinería mucho más ecológica y respetuosa con el medio ambiente, además de reducir los costes de mantenimiento de las zonas ajardinadas. Es un objetivo ambicioso, desde mi punto de vista, pero creo que no es imposible. Lo difícil del tema es conseguir que la población de insectos depredadores se mantenga estable, y que los insectos depredados no desaparezcan completamente, ya que si esto ocurre, los primeros no tendrían comida. Conseguir este punto de equilibrio es lo difícil del control biológico de plagas en un entorno urbano.

Antes de realizar la suelta de los insectos depredadores se realizó un estudio para determinar qué plagas estaban presentes y eran más significativas en la zona y qué depredadores naturales contra esas plagas existían en el término municipal de Aranjuez. Con esta información se decidió que el primer ensayo se llevaría a cabo sobre el pulgón del olmo (Tinocallis saltans).

De los insectos depredadores que actualmente son comercializados para el control biológico de plagas se eligió la Adalia bipunctata o mariquita de dos puntos y la chinche Anthocoris nemoralis, ambas especies son depredadores naturales de pulgones.

mariquita-de-dos-puntos-para-pulgón

insecto-depredador-de-pulgones

En la primera suelta se han liberado unos 1.000 insectos depredadores en una alineación de olmos. Se dejaron varios árboles como testigos para determinar la eficacia del control biológico del pulgón.

Para facilitar la supervivencia de los los Anthocoris nemoralis durante las primeras horas de la suelta se utilizaron trampas delta en las que se dispuso comida y bebida para estos insectos. Normalmente no se hace así, lo que se hace es sacarlos de este recipiente y soltarlos, ya que vuelan bastante, pero creo que es una buena idea utilizar este método.

control-biológico-de-plagas-en-parques-y-jardines

Con respecto a la Adalia bipunctata, no hizo falta acondicionar ningún tipo de trampa delta, ya que la propia caja en la que vienen los insectos está acondicionada para que las larvas de mariquita tengan comida hasta que salgan de la caja.

mariquita-de-dos-puntos

La idea es realizar una segunda suelta en el plazo de unas dos o tres semanas e ir comprobando en campo el establecimiento de la población de insectos depredadores y la evolución del pulgón del olmo. Si todo sale como está previsto no será necesario tratar ningún olmo de la plaza para controlar esta plaga y se realizarán más ensayos con otros insectos depredadores y otras plagas.

Creo que el control biológico de plagas en jardinería será algo normal en el futuro ya que la tendencia es ir eliminando la aplicación de productos fitosanitarios o al menos no aplicarlos indiscriminadamente.
Leer árticulo completo

jueves, 10 de abril de 2014

Regar Jardín con Agua de Lluvia

Regar el jardín con agua de lluvia puede ser muy rentable.



Almacenar agua para utilizarla después no es algo nuevo. Ya desde la antigüedad se han venido utilizando todo tipo de depósitos para almacenar agua de lluvia. Los mayas desarrollaron los chultunes, los romanos el impluvium y los árabes los aljibes. En la actualidad, englobada en el concepto de sostenibilidad, se vuelve a retomar esta antigua técnica de almacenamiento de agua para aplicarla al riego de jardines, es de sentido común almacenar agua cuando llueve y utilizarla después, cuando las precipitaciones son escasas.

Mira este mapa de precipitaciones medias anuales de la Península Ibérica e Islas Baleares.

Precipitación media anual periodo 1971-2000- Fuente: Agencia Estatal de Meteorología (AEMet)

Los colores indican la precipitación media en milímetros (mm) que recibe una zona a lo largo del año. Recuerdo que un milímetro de lluvia equivale a 1 litro por cada metro cuadrado (m2). 

Vamos con un ejemplo para ver cuánto agua puedes ahorrar al regar el jardín con agua de lluvia. Me gustaría dejar claro que estoy hablando de utilizar agua de lluvia almacenada previamente, no de regar el jardín únicamente cuando llueve. En una zona como Madrid, la precipitación media anual es de 436 litros/m2 y año y su reparto por meses, según la Agencia Estatal de Meteorología, es el siguiente:


Según la tabla anterior, el agua de lluvia que podría ser utilizada durante el periodo de riego (estimado en seis meses) suma un total de 177 litros/m2. Esto quiere decir que si tienes, por ejemplo, un tejado con una superficie de 50 m2, y eres capaz de almacenar el agua que recibe dicha cubierta durante esos seis meses, contarías con 8.850 litros de agua de lluvia para utilizar en el riego del jardín.

Para que te hagas una idea, 100 m2 de césped pueden necesitar en pleno verano, con una climatología como la de Madrid, unos 7 l/m2 por día, por lo que podrías regar el césped con el agua de lluvia almacenada durante un periodo 12 días, o regar durante aproximadamente 17 días un jardín tipo de 100 m2. Puedes ampliar esta información con este artículo del blog: Consumo de Agua en el Riego de Jardines.

Por tanto, puedes ahorrar mucha agua en el riego del jardín si eres capaz de almacenarla y utilizarla después según las necesidades de las plantas del jardín.

Para recoger y almacenar el agua de lluvia puedes utilizar depósitos exteriores o depósitos enterrados. Estos depósitos se fabrican de diferentes formas y medidas para poder ser instalados en cualquier espacio. Algunos de ellos vienen directamente con un filtro de agua incorporado.

Para poder bombear el agua de lluvia será necesario que instales un pequeño grupo de bombeo capaz de suministrar el caudal y la presión necesaria. También existe la posibilidad, en algunos casos, de regar directamente por gravedad cuando los depósitos se encuentran elevados sobre la cota del jardín y no se requiere de mucha presión.

Es recomendable filtrar el agua de lluvia antes de utilizarla para regar. También deberías contar con un desagüe en el depósito de almacenamiento para poder vaciarlo y limpiarlo cuando sea necesario, y un rebosadero para evitar que el depósito se desborde al alcanzar su máxima capacidad. Algunos depósitos para almacenar agua se venden con estas instalaciones ya incorporadas.

Como puedes ver, regar con agua de lluvia, puede ser una buena opción para reducir el coste de mantenimiento de tu jardín y tener un jardín más sostenible.
Leer árticulo completo

domingo, 30 de marzo de 2014

Endoterapia Vegetal

Tratamiento mediante Endoterapia Vegetal, hoy en día es una práctica habitual y ampliamente difundida entre los profesionales de la jardinería y la arboricultura ornamental.


Endoterapia-para-apliclar-productos-en-arboricultura

La endoterapia vegetal es una técnica integrada en el control de plagas y enfermedades consistente en la aplicación de productos fitosanitarios al árbol mediante inyecciones al tronco. Estas inyecciones son dosificadas a baja presión para no dañar los tejidos vegetales del árbol. La endoterapia también se utiliza para inyectar abonos líquidos y corregir de este modo posibles carencias nutricionales del ejemplar como por ejemplo el hierro.

Las inyecciones a baja presión, aplicadas directamente al tronco del árbol, consiguen que el producto llegue lo más rápidamente posible al sistema vascular de la planta y que el principio activo se reparta por toda ella de forma homogénea.

En los últimos años esta técnica ha ido ganando terreno en el campo de la gestión y el mantenimiento del arbolado urbano gracias a sus ventajas frente a otras técnicas basadas en la pulverización, atomización, nebulización o aplicación al suelo del producto.

Las principales ventajas de la Endoterapia Vegetal son:
  • Bajo impacto ambiental
  • Rápida asimilación del producto
  • Selectividad del tratamiento
  • Durabilidad en el tiempo
  • Capacidad de realizar un tratamiento individualizado a cada ejemplar
  • Nulo riesgo para personas y animales
  • Reducción del consumo de agua
  • Ahorro de costes
  • Utilización en cualquier árbol o palmera
Por poner alguna desventaja diré que existe un riesgo de infección del árbol por los orificios realizados para aplicar el producto pero se minimiza con la aplicación de sustancias desinfectantes y el tapado de los orificios con materiales naturales que favorecen la cicatrización de la pequeña herida.

Existen en el mercado equipos profesionales para realizar tratamientos de endoterapia con los que se pueden conseguir buenos rendimientos de trabajo y tratar gran cantidad de árboles al día pero también hay otros sistemas menos sofisticados que pueden ser utilizados por cualquier particular en los árboles de su jardín. Aquí os dejo una imagen de un sistema de endoterapia aplicado a un pino piñonero para tratar la procesionaria del pino. 

endoterapia-vegetal

Las inyecciones que ves en la imagen podríamos decir que son de segunda generación. Este sistema de endoterapia está patentado por una empresa española y consiste en un dosificador que va suministrando poco a poco el producto contenido en un recipiente de 200 ml. 

¿Qué plagas o enfermedades pueden ser tratadas con endoterapia vegetal?

Las plagas tratadas con esta técnica son todas producidas por insectos fitófagos (se alimentan de productos vegetales). Algunas de las plagas que pueden ser tratadas mediante endoterapia vegetal son las siguientes (según nombre común):
  • Galeruca del olmo
  • Procesionaria del pino
  • Pulgones
  • Cochinillas
  • Mosca blanca
  • Minadora del Castaño de Indias
  • Perforadores de los pinos
  • Tigre del plátano
  • Taladro del chopo
  • Minador del almez
  • Lagarta peluda
  • Psila del cercis
  • Perforadores de los pinos
  • Taladro amarillo
  • Procesionaria del roble
  • Picudo rojo de las palmeras
  • Barrenador de las palmeras
Con la endoterapia vegetal también es posible tratar todo tipo de enfermedades criptogámicas.

¿Cuántas inyecciones son necesarias por cada árbol para que el tratamiento de endoterapia sea efectivo?

El número de inyecciones es función del perímetro del tronco siendo recomendable realizar una inyección cada 30 o 40 cm. de perímetro.

Para poder realizar la inyección es necesario hacer previamente un orificio de unos 4 cm. de profundidad con una broca que evite que se queden restos de madera en el interior del orificio.

El tratamiento de endoterapia es efectivo durante un periodo de entre uno y dos años.

Ya comenté en este post: Productos fitosanitarios- ¿Prohibir o regular? la idoneidad o no de aplicar productos fitosanitarios y la tendencia actual en esta materia. Creo que los tratamientos realizados mediante endoterapia vegetal son hoy en día una buena solución para reducir los problemas ambientales que plantean la utilización de estos productos.
Leer árticulo completo

domingo, 16 de marzo de 2014

Arbolado Urbano- Problemas derivados de una mala planificación

Hace unos días leía en 20 minutos lo siguiente: "La improvisada plantación de árboles genera destrozos y podas en las ciudades españolas" y, en la línea de lo que el artículo cuenta, me decidí a escribir este post que ya llevaba rondando algún tiempo en mi cabeza.


jardinería-arbolado-urbano-coste-de-mantenimiento

La jardinería suele ser lo último de un proyecto urbano, primero se diseñan todas las infraestructuras, las edificaciones, se planifican las conducciones, las canalizaciones, los saneamientos, etc., y en último lugar, cuando casi todo está ya definido, se piensan y se eligen las especies de árboles, arbustos o las mezclas de praderas que van a plantarse. Se considera a la jardinería urbana como un mero complemento que aportará pinceladas de color a una zona.

Un proyecto urbano, en el que se quiera plantar un sólo árbol, debe ser pensado desde el minuto uno de forma integral, encajando sus diferentes aspectos como si se tratasen de las piezas de un motor, para que cuando el proyecto se haya ejecutado todo funcione a la perfección y su mantenimiento sea lo menos costoso posible.

En relación al tema de la jardinería urbana, en concreto sobre el arbolado urbano, lo primero que hay que considerar, y no siempre se hace, es que existe una relación directa entre las raíces y la copa de un árbol, simplificando un poco, podríamos decir que un árbol será capaz de desarrollar su parte aérea según sea capaz de desarrollar su sistema radicular. Además, cualquier actuación sobre una de estas partes repercutirá de una u otra manera sobre la otra.

Estoy cansado de ver, y creo que cualquiera que se fije un poco coincidirá conmigo, árboles urbanos decrépitos, enfermos, mal formados, etc. a los que , como cuenta el artículo que cité, se realizan podas desproporcionadas porque generan problemas al ciudadano, y me pregunto: ¿en qué pensaba el que decidió colocar esa especie de árbol en ese lugar?.

Voy a enumerar una serie de problemas, algunos de ellos apuntados en el artículo de 20 minutos, que son fruto de una mala planificación en relación a la jardinería urbana y seguirán siendo un problema en el futuro si no se pone remedio:

  • Alineaciones de árboles vigorosos plantados en alcorques muy pequeños, cuyas raíces levantan aceras e incluso calzadas. 
  • Raíces que obstruyen tuberías en su lucha por conseguir agua.
  • Árboles con un potente desarrollo de copa situados a muy poca distancia de las fachadas y que son podados de forma indiscriminada para intentar controlar su volumen o reconducir su crecimiento.
  • Frutos caídos que generan problemas de suciedad en aceras, incluso algún que otro resbalón.
  • Especies que generan una gran cantidad de polen en su época de floración plantadas en puntos especialmente sensibles o de máxima concurrencia.
  • Árboles plantados a distancias ridículas que generan crecimientos inadecuados por falta de luz y problemas de competencia.
  • Calles y más calles con la misma especie de árbol que hacen que cualquier ataque de plaga o enfermedad se multiplique rápidamente de un ejemplar a otro, afectando a un alto porcentaje del patrimonio verde de una ciudad.

Desde mi punto de vista, para realizar un proyecto integral de jardinería urbana se deberían de considerar desde la fase inicial del proyecto las siguientes cuestiones:

  • Volúmenes mínimos de suelo libre acordes con las especies arbóreas que se van a plantar.
  • Distancia mínima que debe existir entre una alineación específica de árboles y una facha.
  • Tamaño  mínimo del alcorque (si se decide construir) que debe realizarse y planificación del posible destoconado si en un futuro es necesario talar y reponer ese ejemplar.
  • Sensibilidad de la especie a plagas y enfermedades.
  • En árboles de hoja caduca, volumen de hoja que generan y duración del periodo de caída de la misma en condiciones normales.
  • Cantidad de polen que genera una especie.
  • Si un árbol produce o no frutos.
  • Aplicación de la regla Santamour (1990) en la que se propone no plantar más del 10% del arbolado de una misma especie, no más del 20% del mismo género y no más de 30% de la misma familia.
  • La orientación de las calles y la anchura de sus aceras.
  • La distribución de cualquier tipo de instalación enterrada (gas, luz, agua, teléfono, etc...)
  • Frecuencia mínima de poda y medios humanos y materiales necesarios para poder realizar el trabajo.
  • Características del suelo en el que se realizará la plantación.
  • Necesidades de riego de la especie.
  • Objetivo funcional del espacio ajardinado.
Con estas consideraciones, y alguna más que se me habrá pasado, un proyecto de jardinería urbana sería mucho más sostenible en el futuro, se producirían menos problemas y se reducirían los costes de mantenimiento del arbolado urbano.
Leer árticulo completo